Consejos para elegir tu nombre de dominio

By | 10/21/2015

Elegir el nombre de dominio de tu sitio es un tema delicado.

Porque:

  • Es el nombre al que se asociará tu marca y tu negocio durante mucho tiempo
  • Influirá en tu posicionamiento en Internet, ya que es uno de los factores que Google valorará para mostrarte en las búsquedas
  • Quieres que la gente se acuerde de tu sitio

Y siendo tan delicado, puede que tengas muy claros los pasos que hacer cuando tengas tu sitio, pero que te hayas atascado indefinidamente en la elección de tu dominio por miedo a meter la pata.

Pues bien con este post quiero resolverte todas tus dudas al respecto y conseguir que tras leerlo tengas claro cuál va ser tu nombre dominio e incluyo lo hayas comprado en menos de 5 minutos.

 

¿Qué opciones son las mejores a la hora de elegir un nombre de dominio?

Existen varias opciones distintas para elegir tu nombre de dominio que puedes tener en cuenta a fin de seleccionar un adecuado.

1# opción: Marca personal, el poder de tu nombre

La primera, y la más sencilla, si apuestas por tu marca personal y quieres montar un sitio pensando en posicionarte como un perfil experto en tu nicho es, directamente tu propio nombre y tus apellidos.

Esto es interesante para consultores, coaches y perfiles individuales que quieren sonar por su propio nombre.

¿Qué problema puedes tener?

Si tienes un nombre muy común, es posible que el dominio ya esté reservado.

En este caso, siempre es mejor tratar de mantener la elección de un dominio que sea o.com, .o .net y evitar caracteres especiales como guiones o guiones bajos, que dificultan la comprensión del dominio.

Da un poco igual que este dominio sea muy grande, siempre y cuando refleje perfectamente lo que son tu nombre y tus apellidos.

2# opción: Branding, un sello imborrable

En este caso -estoy ya pensando en una empresa, un centro, una escuela o un profesional que tiene intención de escalar el equipo– la opción es apostar por el branding (el nombre de tu marca) en tu nombre de dominio

Para que funcione mejor, busca algo:

  • Fácil de recordar
  • Que transmita beneficios.
  • Que no sea demasiado largo.

Estas serían las características principales que tienes que conferir a tu nombre de dominio.

Tendrá que ver con la misión de tu empresa, los valores y seguramente con tu propuesta de valor para poder plasmar, en 15 ó 20 caracteres como mucho, todas tus ideas en un dominio que estará aquí para construir la marca de tu proyecto.

Si bien es cierto que al principio el hecho de apostar por una marca no te va a ayudar al posicionamiento en Google (porque estamos hablando de marcas y no hay ninguna palabra clave en este tipo de nombre de dominio), a mediano y largo plazo la inversión puede ser muy inteligente de cara a posicionar tu marca como un referente.

3# opción: Palabras claves, llama a las cosas por su nombre

Otra opción que tienes es integrar una palabra clave en el propio dominio.

Lo primero que tienes que hacer es pensar en palabras acordes a los servicios y productos de tu negocio, para saber cuál sería la palabra clave de referencia por la cual te quieres posicionar.

Lo más lógico es que sea algo relacionado con tus soluciones, tu especialidad o tu profesión.

Y es muy útil si tu objetivo es ser un portal de referencia sobre una temática, o tienes por ejemplo, una tienda online donde las palabras clave son aún más importantes.

Ten claro que cuando lanzas un proyecto, los 3 primeros meses vas a tener que demostrar a Google que vas en serio y mientras tanto él te ignorará.

Pero sí es cierto que si usas palabras claves en tu dominio, a corto y medio plazo, se notará en el posicionamiento.

Un detalle, es que es muy importante que elijas una palabra clave que no sea demasiado competitiva para no tener que “luchar” contra otras webs más grandes.

También es interesante que trates de posicionar una palabra clave de compuesta (es decir, un grupo de dos o tres palabras) pues suelen posicionarse mejor.

¿Dónde comprar mi dominio?

Existen cientos de proveedores de dominio, pero siempre es mejor confiar a través de referencias de otros o a través de tu propia experiencia con algún proveedor con el que hayas operado y que te ofrezca sugerencias y consultas sin cargo que te ayuden a elegir.

Compartir esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *